author image

Ignacio Beamonte

Divulgador y Asesor de salud con más de 40 años de experiencia.

  • Lun a Sáb 9a.m. a 7p.m. | Dom 12a.m. a 4p.m.

Tel.

(646) 176-1005 y 176-1040

Dirección

Ave. Espinoza #246, Col. Obrera. CP 22830

Archivos de etiquetas: Ignacio Beamonte

Los campeones del “chesco” y de la “soda” 

“¡Pos ahí deme nomás pa’ las sodas!” o “¿quién se tiende por los chescos?”, son frases cotidianas repetidas por millones de mexicanos que describen la familiaridad que tenemos con esas bebidas nefastas que nos tienen orgullosamente en primer lugar de consumo per cápita con 160 litros por choya, que nos dejan 9 kg de sobrepeso acumulables año tras año. 

Pero a la voz de ¡Sí se puede! desbancaremos en un par de años a los Estados Unidos de América (EUA) del campeonato de la obesidad. México tiene un 25% de su población con obesidad clínica, sólo abajo de EUA que tiene 31%. 

La mala noticia es que el sobrepeso y la obesidad son una enfermedad crónico degenerativa incurable. 

Y lo que más trabajo nos cuesta es creer que el principal responsable es el desmedido consumo de bebidas endulzadas (regulares y de dieta), porque no entendemos cómo es que algo líquido se convierte en grasa. 

Y las peores son las “light” o dietéticas -que usan endulzantes artificiales-según estudio en la 

Universidad de Texas, cuyo consumo aumenta hasta un 70% la circunferencia de la cintura, y por si fuera poco, agravan el riesgo de desarrollar diabetes. 

O sea que estas bebidas no sólo carecen de calorías sino también de ética. 

Así es que hay que medir los azúcares y evitar las bebidas “light” o dietéticas, y las regulares, 

incluyendo sodas, jugos y “yogurt”, e integrar más verduras y frutas, de las cuales México tiene 360 variedades, pero se consumen sólo el 8%. ¿No es de locos, o aun mejor, de ignorantes suicidas? 

Y así como adquirimos los malos hábitos (porque no nacimos mamando “chescos” ni sodas “light”) podemos, con base en la repetición, instalar unos nuevos y saludables que vayan mejorando la raza, porque al paso que vamos, nadie cerrará la puerta, porque ninguno podrá pasar por ella. 

En la Universidad de Monterrey se señaló que los costos médicos para atender un paciente obeso de 30 años de edad equivalen a los de un paciente no obeso de 50 años. Y ni que decir de la diabetes, para la que ya no alcanza el dinero y por sí misma podría quebrar al Sistema de Salud completo. 

Súmese a esto que se invierte cada vez menos tiempo al aire libre, y tenemos que un 50% de los niños que son obesos hasta los 6 años, seguirán así en la edad adulta, y de los de 10 a 14 años, un 80% seguirá en el club de Tobi. 

Así las cosas, agua alcalina, las tradicionales aguas frescas, y agarrar la bicicleta. 

Las dietas vegetarianas y sus beneficios

En los últimos años y debido a numerosas investigaciones motivadas por el aumento de enfermedades degenerativas y desastres ambientales, se ha revalorado el valor de dietas basadas en lo natural. Quizás no todos están para hacerse vegetarianos, pero en la medida en que aumentemos el consumo de alimentos naturales, ayudaremos a nuestra salud y la del planeta. He aquí las evidencias: 

-Los hombres vegetarianos de 40 años pueden vivir ocho años más y las mujeres siete años más. 

-Reducen riesgos de enfermedades cardiacas, cáncer, derrames, y diabetes. 

-El gasto en alimentación es menor porque las frutas, vegetales, granos, legumbres y semillas cuestan menos que las carnes. 

-Producir alimentos vegetales consume menos recursos del ambiente. 

-Brinda mayor variedad de alimentos y nutrientes. 

-Para adelgazar, las dietas vegetarianas no son agresivas ni dañinas y ayudan a la desintoxicación. 

-La industria de cárneos es de las más contaminantes y produce más emisiones de “gases invernadero” que todos los trenes, camiones, automóviles y aviones juntos. 

-Los recursos necesarios para alimentar a 1 “omnívoro” alimentan a 10 vegetarianos. La dieta es importante para la salud y una herramienta contra el cambio climático. 

Con estos datos vemos que adquiriendo hábitos más naturistas podemos ayudar al planeta aun sin ser vegetarianos estrictos, tan solo aprendiendo a comprar local, reduciendo el consumo de carnes y prefiriendo productos ecológicos. 

¿Cuánto agua se gasta en producir cada alimento? 

Si aún no se convence, el tema del agua significa mucho para nuestra región: 

Las personas no solo gastamos agua al beber o bañarnos. También se invierte mucha en producir alimentos. Esta se conoce como “agua virtual”. 

Aquí la cantidad necesaria para abastecer su despensa: 1 kg Carne vaca 15 mil 500 

1 kg Carne de oveja 6 mil 100 

1 kg queso 5 mil 

1 kg carne de cerdo 4 mil 800 1 kg carne de cabra 4 mil 

1 kg carne de pollo 3 mil 900 

1 kg arroz 3 mil 400 

1 pieza hambuerguesa 2 mil 400 

1 kg soya mil 800 

1 kg azucar caña mil 500 

1 kg trigo mil 300 

1 litro leche 1000 

1 kg maíz 900 

1 kg patata 900 

1 pieza huevo 200 

1 taza café 140 

1 vaso vino 120 

1 vaso cerveza 75 

1 pieza manzana 70 

1 pieza naranja 50 

1 pieza pan 40 

1 taza te 30

“Llegará un día en que la tierra caiga enferma y la codicia del hombre hará que los peces mueran en 

los ríos, que las aves caigan del cielo, que las aguas ennegrezcan y los árboles no puedan tenerse en pie, y la humanidad como la conozco dejará de existir cPero también llegará el día en que algunos despierten para forjar un mundo nuevo de justicia y de paz, de libertad y respeto. Ellos serán la clave para la supervivencia de la humanidad, y serán conocidos como los guerreros del arcoíris. 

Transmitirán el mensaje y difundirán sus conocimientos a los habitantes de la tierra. Las tareas que les esperan serán muchas y mayúsculas. Habrá cordilleras de ignorancia que será necesario vencer; se enfrentarán contra prejuicios, apatías y odio. Tendrán que ser dedicados, firmes en su fortaleza y tenaces de corazón. Porque en su camino hallarán mentes y corazones dispuestos a seguirlos en esta senda que devolverá a la Madre Tierra su belleza y plenitud. Nuevamente se respetarán los poderes del planeta y los animales…” 

Anciana Ojos de Fuego (Extracto) 

Vitaminas

Vitaminas contra la violencia

Estudios llevados a cabo tanto en Gran Bretaña y Dinamarca indican que los suplementos nutricionales ayudan a reducir las agresiones físicas, los robos y otros delitos entre la población carcelaria

Administrar a jóvenes reclusos una dosis diaria de suplementos vitamínicos y minerales podría ayudar a reducir los niveles de violencia, según un estudio de la Universidad de Oxford.

Las autoridades británicas se proponen mejorar la dieta de un millar de reclusos -algunos de ellos asesinos- en un proyecto piloto de tres años en tres prisiones del país y que financia la fundación Welcome.

Según una investigación previa en un centro de máxima seguridad para jóvenes delincuentes en Aylesbury, Buckinghamshire, los presos que recibieron una pastilla diaria con complementos vitamínicos cometieron un 26% menos de actos de indisciplina en comparación con el resto de reclusos y un 37% menos de actos violentos.

Además del régimen alimentario habitual, algunos jóvenes presos (entre 16 y 21 años) reciben placebos mientras que otros ingieren más de 30 vitaminas y minerales, además de una dosis de Omega-3, diariamente, que ayudan a reducir la agresión y los cambios bruscos de estado de ánimo.

Según John Stein, neurofisiólogo de la Universidad de Oxford que dirige el estudio, esto podría aplicarse también fuera de las cárceles para tratar a todos los jóvenes proclives a la violencia y la criminalidad.

Los ácidos Omega-3, además del zinc y las vitaminas A, B y D, tienen un papel crucial en la química del cerebro, afirma Stein, según el cual hay una relación directa entre una dieta pobre en vitaminas y minerales y el incremento de la delincuencia.

De acuerdo con ese científico, la nutrición no es la única causa de la criminalidad, pero la sociedad ha subestimado hasta ahora su importancia como desencadenante de comportamientos impulsivos y violentos.

Para el clínico a cargo del estudio en EUA, Joseph Hibbeln, los resultados de su prueba no son milagrosos sino lo que puede esperarse si se conoce la bioquímica del cerebro y la biofísica de las membranas de las neuronas.

La hipótesis de Hibbeln es que las dietas modernas estarían modificando la arquitectura y funcionamiento del cerebro.

Así como la deficiencia de vitamina C causa escorbuto, la deficiencia en las grasas esenciales que necesita el cerebro y en los nutrientes necesarios para metabolizar esas grasas, causa muchos problemas mentales, desde depresión a agresión.

Si Hibbeln tiene razón, las consecuencias son serias. La pandemia de violencia en las sociedades occidentales estaría relacionada con lo que comemos o dejamos de comer. La “comida chatarra” no sólo nos enfermaría sino que nos pondría “de atar”.

En este último siglo, la mayoría de los países occidentales introdujeron dramáticos cambios en su dieta y los Omega-3, esenciales para el cerebro, fueron reemplazados por los Omega-6 de aceites industriales como soya (que además bloquea el Yodo), maíz y girasol.

El gran misterio del sueño

El sueño es uno de los misterios más grandes de la vida. Y sabemos que dormir bien es una piedra angular de la salud. De 6 a 8 horas diarias parecen ser las óptimas para los adultos; y dormir mucho o muy poco puede afectar la salud.

Actualmente la privación del sueño es una enfermedad crónica que muchos padecen sin saberlo. Y la ciencia ha establecido que el déficit de sueño puede tener efectos de gran alcance en la salud.

Por ejemplo, interrumpir o alterar el sueño puede:

Debilitar el sistema inmunológico; acelerar el crecimiento de tumores, que crecen 2-3 veces más rápido con trastornos de sueño severos; causar estados pre-diabéticos, haciéndolo sentir hambriento incluso acabando de comer, lo que causa estragos en el peso; afectar la memoria: incluso una sola noche sin dormir bien -dormir tan sólo 4-6 horas- puede reducir la capacidad de pensar con claridad al día siguiente.

También afectar el desempeño físico y mental y disminuir la capacidad para resolver problemas.

Cuando el ritmo cardiaco es interrumpido, el cuerpo produce menos melatonina y tiene menor capacidad para combatir el cáncer, debido a que la melatonina suprime los radicales carcinogénicos. Por esto es que los tumores crecen más rápido cuando no se duerme bien.

Alterar el sueño también aumenta los trastornos relacionados con el estrés, incluyendo: Enfermedades cardíacas; úlceras estomacales; estreñimiento; trastornos del estado de ánimo como la depresión.

No dormir envejece prematuramente al alterar la producción de la hormona del crecimiento, que es liberada por la glándula pituitaria durante el sueño profundo. Esta hormona lo ayuda a verse y sentirse más joven.

Las personas con insomnio crónico tienen un riesgo tres veces mayor de morir por cualquier causa.

El sueño perdido se pierde para siempre y la constante falta de sueño tiene un efecto acumulativo cuando se trata se dañar la salud. No dormir bien puede hacer la vida miserable.

Ya sea que le cueste trabajo dormir, que se despierte muchas veces durante la noche o cuando al levantarse se sienta cansado -o sólo porque desea mejorar la calidad de sueño- aquí están estos consejos.

-Reducir o evitar el uso de medicamentos tanto como sea posible; evitar la cafeína; evitar el alcohol porque afecta las etapas de sueño profundo; hacer ejercicio regularmente al menos 30 minutos al día. Hacer ejercicio en las mañanas es lo mejor.

Pierda exceso de peso. El sobrepeso aumenta el riesgo de apnea; evite los alimentos alergénicos. El azúcar, gluten y lácteos; tonificar las glándulas suprarrenales y si está en la menopausia utilice remedios naturales.