Razones para dormirse temprano y despertarse temprano

De las 9pm – 11pm: Es el horario en el que el cuerpo realiza actividades de eliminación de toxinas (desintoxicación) mediante el sistema linfático de nuestro cuerpo. Este horario de la noche debe utilizarse para encontrar un estado de relajación, escuchando música, por ejemplo. Generalmente a esta hora muchas mamás realizan actividades tales como limpiar la cocina y monitorear que todo esté listo para la actividad del día siguiente, etc. y estas actividades inhiben la relajación perjudicando para la salud. 

De las 11pm – 1am: el cuerpo realiza el proceso de desintoxicación del hígado, e idealmente debe suceder en un estado de sueño profundo. 

Durante las primeras horas de la mañana 1 – 3am: proceso de desintoxicación de la vesícula biliar, idealmente debe suceder también en un estado de sueño profundo. 

Temprano en la mañana 3 – 5am: desintoxicación de los pulmones. Es por esto que en ocasiones en este horario se producen accesos severos de tos. Cuando el proceso de desintoxicación ha alcanzado el tracto respiratorio es mejor no tomar medicamentos para la tos ya que interfieren en el proceso de eliminación de toxinas. 

Mañana 5 – 7am: desintoxicación del colon, es el horario de ir al baño a vaciar el intestino. 

Durante la mañana de 7 – 9am: absorción de nutrientes en el intestino delgado, Es el horario perfecto para tomar el desayuno. Si estás enfermo el desayuno debes tomarlo más temprano: antes de las 6:30am. 

El desayuno antes de las 7:30am es benéfico para aquellos que quieren mantenerse en forma. 

Quienes siempre se saltan el desayuno, deben procurar cambiar el hábito, siendo lo menos dañino realizarlo entre las 9:00 y 10:00 am en lugar de no hacerlo por completo. 

Dormirse tarde y despertar tarde interrumpirá el proceso de desintoxicación de toxinas del organismo. 

Además de eso debes tener en cuenta que de las 12:00 a las 4:00am es el horario en el que la médula ósea de tus huesos produce la sangre, así es que procura dormir bien y no te acuestes tarde. 

La enfermedad es sólo un síntoma de intoxicación 

Nuestra existencia se reduce a la capacidad celular de mantener el equilibrio entre nutrirse y desintoxicarse. 

Cuando la nutrición es insuficiente, entramos en estados de carencia y nos debilitamos. Cuando la desintoxicación es insuficiente, nos intoxicamos y enfermamos. 

El grado y antigüedad de la intoxicación determina la gravedad de la enfermedad. Por eso es que muchas artes curativas ponen énfasis en la desintoxicación como el mejor seguro de salud y longevidad. 

Existen muchos y diversos métodos para desintoxicarnos: desde el ayuno y las purgaciones hasta dietas como las macrobióticas, vegetarianas, de jugos frescos, etcétera. Y todos estos métodos pueden funcionar siempre y cuando sean ricos en enzimas y antioxidantes. 

Para una correcta desintoxicación es necesario comer alimentos crudos, que nos aseguran aporte de vitaminas y minerales, pero sobre todo, de ENZIMAS que facilitan la eliminación de toxinas. 

Los alimentos “vivos” como jugos de frutas y verduras recién extraídos, germinados, semillas, frutos secos, aumentan la vitalidad y facilitan el proceso de digestión (un jugo se digiere y asimila en 20 minutos y se evacua en 2 horas), mientras que tomar alimentos muy cocidos o fritos y altos en grasas y azúcares puede llevarnos horas: entre 4 y 24 horas para vaciar el estómago y hacer una digestión completa. 

Tomemos en cuenta que la digestión convierte todos los carbohidratos en azúcar así como al 56% de las proteínas, haciendo que nuestro organismo trabaje intensamente para convertir almidón y proteínas en glucosa. Por eso es considerablemente mejor tomar azúcares naturales. 

Con los alimentos crudos multiplicamos hasta 10 veces el contenido de enzimas particularmente si se trata de alimentos pre digeridos o fermentados y aún vivos como el Miso y el Chukrut (col agria) que desdoblan sus componentes haciéndolos fácilmente asimilables. 

La predigestión libera al organismo de trabajo excesivo y le aporta gran cantidad de enzimas que podrá almacenar, mejorando la energía de los nutrientes y el estado de salud. 

Una terapia desintoxicante desprende las toxinas que se han acumulado con el tiempo, dando un respiro al sistema glandular para que se reequilibre, lo que se traduce en mayor sensación de bienestar y vitalidad. 

Cualquier dieta que aumente la cantidad de enzimas aumenta las propiedades depurativas del organismo. 

Cuando se inicia una dieta depurativa, inicialmente la persona puede encontrarse peor de cómo estaba debido a que en la sangre circulan elementos tóxicos –algunos acumulados de tiempo atrás– por lo que es normal presentar síntomas como jaquecas, debilidad, fatiga, sarpullidos, entre otros, pero no obstante estos síntomas remitirán en poco tiempo y pueden contrarrestarse con suplementos enzimáticos VEGETALES, que actúan en todo el tracto digestivo. 

Comiendo alimentos crudos el estómago produce menos ácidos que con alimentos cocidos, que hacen la digestión más lenta y se corre el riesgo, sobre todo en personas mayores, de que fermente produciendo gases, colitis, distensión abdominal y estreñimiento. 

Por eso, tanto en la alimentación cotidiana como en dietas desintoxicantes, es fundamental incluir alimentos crudos y pre digeridos además de suplementos enzimáticos vegetales para liberar al organismo de toxinas, y con ello, más saludable y vital.

“Cómo desintoxicar tu cuerpo y por qué los nutrientes son esenciales en el proceso”. Vit & Drip Center, 22 noviembre 2022.https://bit.ly/3Vi0lOd

Elise M. Karnegis. “Maneras saludables para desintoxicar el cuerpo”. Baptist Health South Florida. 2022. https://bit.ly/3v6zlXh

“Desintoxicación”.2022. Integrative Health. https://bit.ly/3HYlpXb