author image

Ignacio Beamonte

Divulgador y Asesor de salud con más de 40 años de experiencia.

  • Lun a Sáb 9a.m. a 7p.m. | Dom 12a.m. a 4p.m.

Tel.

(646) 176-1005 y 176-1040

Dirección

Ave. Espinoza #313, Col. Obrera. CP 22830

Archivos de categorías: Bienestar

Hábitos que dañan el cerebro

  • No Desayunar

La gente que no desayuna tiene bajo nivel de azúcar en la sangre. Esto genera insuficiente suministro de nutrientes al cerebro causando su degeneración paulatina.

  • Comer de más

Esto causa el endurecimiento de las arterias del cerebro, causando además baja capacidad mental.

  • Fumar

Causa la disminución del tamaño cerebral y promueve además Alzheimer.

  • Consumir altas cantidades de azúcar

El alto consumo de azúcar refinada y/o alta fructosa, interrumpe la absorción de proteínas y nutrientes causando malnutrición y puede interferir en el desarrollo del cerebro.

  • Inhalar aire contaminado

El cerebro es el más grande consumidor de oxígeno del cuerpo. Inhalar aire contaminado disminuye su oxigenación generando disminución de la eficiencia cerebral.

  • Dormir poco

El dormir permite al cerebro descansar. La falta de sueño por periodos prolongados acelera la pérdida de células del cerebro.

  • Dormir con la cabeza cubierta

Dormir con la cabeza cubierta aumenta la concentración de dióxido de carbono y disminuye el oxígeno causando efectos adversos a nuestro cerebro.

  • Hacer trabajar al cerebro cuando estamos enfermos

Trabajar y estudiar cuando estás enfermo porque además de la dificultad del cerebro para responder en ese estado, lo daña.

  • Falta de estimulación

Pensar es la mejor manera de estimular nuestro cerebro; no hacerlo provoca que el cerebro disminuya su tamaño y por lo tanto su capacidad.

  • Practica la Conversación inteligente

Conversaciones profundas o intelectuales promueven la eficiencia cerebral.

Razones para dormirse temprano y despertarse temprano

De las 9pm – 11pm: Es el horario en el que el cuerpo realiza actividades de eliminación de toxinas (desintoxicación) mediante el sistema linfático de nuestro cuerpo. Este horario de la noche debe utilizarse para encontrar un estado de relajación, escuchando música, por ejemplo. Generalmente a esta hora muchas mamás realizan actividades tales como limpiar la cocina y monitorear que todo esté listo para la actividad del día siguiente, etc. y estas actividades inhiben la relajación perjudicando para la salud. 

De las 11pm – 1am: el cuerpo realiza el proceso de desintoxicación del hígado, e idealmente debe suceder en un estado de sueño profundo. 

Durante las primeras horas de la mañana 1 – 3am: proceso de desintoxicación de la vesícula biliar, idealmente debe suceder también en un estado de sueño profundo. 

Temprano en la mañana 3 – 5am: desintoxicación de los pulmones. Es por esto que en ocasiones en este horario se producen accesos severos de tos. Cuando el proceso de desintoxicación ha alcanzado el tracto respiratorio es mejor no tomar medicamentos para la tos ya que interfieren en el proceso de eliminación de toxinas. 

Mañana 5 – 7am: desintoxicación del colon, es el horario de ir al baño a vaciar el intestino. 

Durante la mañana de 7 – 9am: absorción de nutrientes en el intestino delgado, Es el horario perfecto para tomar el desayuno. Si estás enfermo el desayuno debes tomarlo más temprano: antes de las 6:30am. 

El desayuno antes de las 7:30am es benéfico para aquellos que quieren mantenerse en forma. 

Quienes siempre se saltan el desayuno, deben procurar cambiar el hábito, siendo lo menos dañino realizarlo entre las 9:00 y 10:00 am en lugar de no hacerlo por completo. 

Dormirse tarde y despertar tarde interrumpirá el proceso de desintoxicación de toxinas del organismo. 

Además de eso debes tener en cuenta que de las 12:00 a las 4:00am es el horario en el que la médula ósea de tus huesos produce la sangre, así es que procura dormir bien y no te acuestes tarde. 

La soya y la salud

Los alimentos naturales pueden convertirse en una estrategia no sólo para nutrir sino para mejorar la salud, de manera preventiva y económica.  

La soya contiene compuestos llamados Isoflavones (estrógenos naturales) que poseen muchas propiedades benéficas. 

Todos los estudios siguen demostrando que la soya es un auxiliar natural muy efectivo para el combate y prevención de cáncer, problemas cardiovasculares, colesterol elevado, síntomas de menopausia, osteoporosis y otros problemas. Y este remedio asombroso es también un alimento completo, sabroso y muy versátil. 

¨La investigación científica ha descubierto que el consumir 1 vaso de leche de soya diariamente, ayuda a combatir el cáncer de mama y próstata, y los padecimientos coronarios y arteriales; suaviza la sintomatología de la menopausia, reduce el colesterol y fortalece el sistema inmunitario.¨ Dr. Earl   Mindell (soy Miracle, Fireside Ed., New York 1995). 

Patricia Greenberg , autora de ¨The Whole Soy Cookbook¨ y experta en nutrición con soya, y quien ha aparecido en los programas televisivos NBC Today Show y The Food Channel, concluye que la soya: 

  • Reduce el riesgo de padecimientos cardiovasculares porque carece de colesterol y contiene fibra.
  • Es naturalmente rica en los ácidos grasos Omega 3 y Vitamina E. 
  • Reduce el riesgo de cáncer de mama y suaviza los síntomas de la menopausia.
  • Contiene los Isoflavones genisteina y daidzeina, que son Fitoestrógenos que replican las funciones del estrógeno en el cuerpo de las mujeres post-menopáusicas.
  • Reduce el riesgo de cáncer de próstata inhibiendo el crecimiento de células malignas, Los varones que consumen dietas altas en soya tienen una menor incidencia de dicha enfermedad. 
  • Reduce el riesgo de desórdenes digestivos por su contenido en fibra y no ser mucógena. Esto ayuda a una digestión saludable que se traduce en la reducción del riesgo de cáncer colorrectal. 
  • Está libre de intolerancias y alergias por no contener lactosa y porque sus proteínas hidrolizadas son altamente biocompatibles. Por eso se usa la leche de soya como sustituto a la leche de vaca. 
  • Es muy útil en el tratamiento de diabetes por su bajo índice glicémico y su carencia de colesterol (los problemas cardiovasculares son una condición relacionada con la diabetes). 
  • Se usa como fuente de proteína en dietas vegetarianas porque contiene las cantidades necesarias de aminoácidos esenciales para reparación de tejidos y el crecimiento.
  • Es esencial para el futuro del planeta porque alimenta mejor a más gente usando menos recursos naturales, enriquece los suelos y es económica de producir y procesar. 

Cómo sobrevivir a las radiaciones de baja intensidad

El ciudadano promedio no sabe que con cada clik arriesga su salud.

Los campos electromagnéticos de baja intensidad (cebis o emfs) están ligados al Cáncer, Alzhéimer, Esclerosis Múltiple, Fatiga Crónica, Abortos Espontáneos, y otras enfermedades devastadoras, siendo una preocupación moderna para la salud pública.

Pero como resulta ya imposible evitarlas, aquí algunos consejos de cómo reducir su impacto en nuestra salud.

Riesgos ocultos

Estos CEBI’s o EMF’s creados por celulares, líneas de electricidad, microondas, y muchos artefactos electrónicos  y magnéticos, nos impactan induciendo:

  • Ansiedad 
  • Depresión
  • Desmemoria
  • Fatiga crónica
  • Neblina mental

Los tres aparatos que emiten los campos más intensos y nocivos son:

Microondas. Tumores Cancerosos, Jaquecas, Fatiga, Vértigo, Caída del Cabello,  Descoordinación Muscular y Cardiaca, Vista Borrosa y Elevación del Colesterol.

Computadoras. Latidos Irregulares, Desórdenes del Sueño, Abortos Espontáneos, Jaquecas Severas, Malfuncionamiento de Tiroides, Baja Energía, Estrés, Mareos, Desmemoria, y Disminución de la Libido.

Teléfonos celulares. Insomnio, Desmemoria, Vértigo, Nausea, Problemas Oculares, Desconcentración, Adelgazamiento del Cabello, Malestar Respiratorio, Acufenos (Zumbidos en Oídos), Tumores Cerebrales, y Aneurismas.

Protegernos de estos campos es crucial para la salud y el bienestar.

Desconectarse para preservar la salud

Evitar completamente la radiación electromagnética resulta imposible, pero el reducir la exposición disminuye el impacto sobre nuestra salud. 

Primero: apagar o desconectar los aparatos que no estén en uso. 

Segundo: evitar las redes WIFI, especialmente en casa. 

Tercero: Recargar completamente las laptops y luego desconectarlas. Si la PC necesita conectarse a una fuente de poder, asegurarse que las clavijas y los enchufes estén lejos del cuerpo. 

Cuarto: Alejarse de luces fluorescentes o de halógeno. Ambas tecnologías producen campos muy elevados. Las LED son una alternativa segura.

¿Teléfono inalámbrico? 

Evitar la tecnología DECT porque transmite una radio frecuencia muy fuerte, aun cuando no esté en uso. Mantenerlo alejado de la cabeza usando el modo altavoz. Lo mismo es válido para los celulares.

Pero no basta evitar las fuentes. También hay que fortalecerse para reducir los efectos del impacto en la salud.

Prevenir y reparar el daño.

Aterrizar” el cuerpo caminando descalzo en arena o pasto húmedo por al menos 10 minutos diarios.

Alimentos y suplementos protectores:

– Algas Marinas (por el Yodo)
– Vitamina D3
– Espirulina
– Cúrcuma
– Complejo B
– Melatonina
– Tulsi
– Omega-3
– Glutatión
– Azufre orgánico (Ajo, etc.)
– Selenio
– Zinc

Para no resultar víctimas de tanto “adelanto”  tecnológico sigue siendo sensato fortalecer la alimentación, mantener contacto con la naturaleza, y desconectarse con la mayor frecuencia posible.

Referencias bibliográficas.

  • Vivir en casa sana, Mariano Bueno, Ed. Martínez Roca.
  • El gran libro de la casa sana, Mariano Bueno, Ed. Martínez Roca. 
  • Edificación Solar Biológica, Pierre Robert Sabady, Ed. CEAC. 
  • The Nontoxic Home & Office, Debra Lynn Dadd, Tarcher Inc.
  • Efectos biológicos de los campos electromagnéticos de frecuencia baja, artículo de la Revista de la Asociación Española de Medicina del Trabajo. 
  • Boletín No. 69: Electricidad y Radiación, de la Organización Internacional del Trabajo

El gran misterio del sueño

El sueño es uno de los misterios más grandes de la vida. Y sabemos que dormir bien es una piedra angular de la salud. De 6 a 8 horas diarias parecen ser las óptimas para los adultos; y dormir mucho o muy poco puede afectar la salud.

Actualmente la privación del sueño es una enfermedad crónica que muchos padecen sin saberlo. Y la ciencia ha establecido que el déficit de sueño puede tener efectos de gran alcance en la salud.

Por ejemplo, interrumpir o alterar el sueño puede:

Debilitar el sistema inmunológico; acelerar el crecimiento de tumores, que crecen 2-3 veces más rápido con trastornos de sueño severos; causar estados prediabéticos, haciéndolo sentir hambriento incluso acabando de comer, lo que causa estragos en el peso; afectar la memoria: incluso una sola noche sin dormir bien -dormir tan sólo 4-6 horas- puede reducir la capacidad de pensar con claridad al día siguiente.

También afectar el desempeño físico y mental y disminuir la capacidad para resolver problemas.

Cuando el ritmo cardiaco es interrumpido, el cuerpo produce menos melatonina y tiene menor capacidad para combatir el cáncer, debido a que la melatonina suprime los radicales carcinogénicos. Por esto es que los tumores crecen más rápido cuando no se duerme bien.

Alterar el sueño también aumenta los trastornos relacionados con el estrés, incluyendo: Enfermedades cardíacas; úlceras estomacales; estreñimiento; trastornos del estado de ánimo como la depresión.

No dormir envejece prematuramente al alterar la producción de la hormona del crecimiento, que es liberada por la glándula pituitaria durante el sueño profundo. Esta hormona lo ayuda a verse y sentirse más joven.

Las personas con insomnio crónico tienen un riesgo tres veces mayor de morir por cualquier causa.

El sueño perdido se pierde para siempre y la constante falta de sueño tiene un efecto acumulativo cuando se trata se dañar la salud. No dormir bien puede hacer la vida miserable.

Ya sea que le cueste trabajo dormir, que se despierte muchas veces durante la noche o cuando al levantarse se sienta cansado -o sólo porque desea mejorar la calidad de sueño- aquí están estos consejos.

-Reducir o evitar el uso de medicamentos tanto como sea posible; evitar la cafeína; evitar el alcohol porque afecta las etapas de sueño profundo; hacer ejercicio regularmente al menos 30 minutos al día. Hacer ejercicio en las mañanas es lo mejor.

Pierda exceso de peso. El sobrepeso aumenta el riesgo de apnea; evite los alimentos alergénicos. El azúcar, gluten y lácteos; tonificar las glándulas suprarrenales y si está en la menopausia utilice remedios naturales.

Referencias:

Barbara E. Jones ,”The mysteries of sleep and waking unveiled by Michel Jouvet”. National Library of Medicine. 6 de junio, 2018. https://bit.ly/3tBHdiA

Ginny Smith, “The mysteries of sleep: everything we don´t know about why we snooze”. Science Focus. 4 de Noviembre, 2019.https://bit.ly/3txq7Te

“The Mystery of Sleep”. Penn Medicine. https://bit.ly/3OajgIE