detox

Detox de metales pesados

La intoxicación o envenenamiento por metales pesados es la acumulación de estos en el cuerpo. Hoy estamos expuestos a elevados niveles de estos compuestos todos los días, mediante el aire (por combustibles fósiles, minería, etc.), el agua contaminada, los cosméticos, tabaco, alcohol, pesticidas y herbicidas, y los alimentos.

Algunos metales son esenciales para la salud, como el zinc, el cobre y el hierro, y solo su sobredosis resulta tóxica. Pero en el caso de los metales pesados tóxicos, no hay cantidad benéfica.

Síntomas de intoxicación por metales pesados
• Arsénico
• Cadmio
• Plomo
• Níquel
• Mercurio
• Aluminio

Dependerán del metal involucrado, pero los síntomas agudos incluyen:
*Jaquecas. *Dolor abdominal y cólicos. *Náusea y/o vómito *Diarrea *Fatiga *Dificultad para respirar

En los casos más severos de intoxicación crónica se experimentan los siguientes síntomas:
• Ardor y tics
• Infecciones crónicas recurrentes
• Neblina mental
• Problemas de la vista
• Insomnio
• Parálisis o entumecimiento periférico

Alimentos a preferir

Estos alimentos se ligan a los metales tóxicos y ayudan a removerlos del cuerpo.
• Cilantro
• Ajo
• Moras azules
• Fresas
• Limonada
• Espirulina
• Clorela
• Jugo de germinados de cebada o trigo
• Jugo de alfalfa
• Algas marinas pardas
• Cúrcuma
• Curry
• Té verde, Matcha, Té blanco
• Tomates
• Probioticos

Alimentos a evitar

Todos los ultra procesados
Grasas animales (Mantecas)
Grasas trans (margarinas, aceites hidrogenados)
Aceites refinados
Arroz blanco, y arroz integral no orgánico
Algunos pescados (Tiburón, Espada, Marlin, Atún, Bacalo, Robalo, Mero)
Todos los alimentos no orgánicos

Otras recomendaciones para desintoxicar

• Fibra dietética: La fibra vegetal ayuda a reducir los niveles de mercurio en la sangre y el cerebro.
• Clorela: Aumenta la desintoxicación de mercurio.
• Alimentos ricos en azufre: Como ajos y brócoli. El ajo ayuda a evitar daños al riñón por cadmio y reduce el daño oxidativo por plomo.
• Cilantro: También ayuda a reducir la absorción del plomo en los huesos de los niños.

Suplementos:

• Glutation: Protege a las células del daño oxidativo por metales pesados.
• Algas marinas pardas: Sus polisacáridos gelosos reducen la toxicidad por metales pesados hasta en 74%.
• Aminoácidos sulfurosos: Como la cisteína, la metionina y la taurina.
• Ácido alfa lipoico: Es un antioxidante muy fuerte y capaz de quelar metales.
• Selenio: Ayuda a remover el mercurio.
• Vitaminas B-6, B-1 y C y E

 

  • Flora SJS, et al. (2010). Chelation in metal intoxication. DOI: 10.3390/ijerph7072745
  • Halttunen T, et al. (2007). Combining strains of lactic acid bacteria may reduce their toxin and heavy metal removal efficiency from aqueous solution. DOI: 10.1111/j.1472-765X.2007.02276.x
  • Halttunen T, et al. (2007). Rapid removal of lead and cadmium from water by specific lactic acid bacteria. DOI: 10.1016/j.ijfoodmicro.2006.10.040
  • Heavy metal poisoning. (2006). rarediseases.org/rare-diseases/heavy-metal-poisoning/
  • Hodges RE, et al. (2015). Modulation of metabolic detoxification pathways using foods and food-derived components: A scientific review with clinical application. DOI: 10.1155/2015/760689
  • https://www.karger.com/Article/Abstract/109829
  • Monachese M, et al. (2012). Bioremediation and tolerance of humans to heavy metals through microbial processes: A potential role for probiotics? DOI: 10.1128/AEM.01665-12
  • Reddy SY, et al. (2010). Thiamine reduces tissue lead levels in rats: Mechanism of interaction. DOI: 10.1007/s10534-009-9282-8
  • Salawu EO, et al. (2009). Prevention of renal toxicity from lead exposure by oral administration of Lycopersicon esculentum. academicjournals.org/article/article1391694030_Salawu et al.pdf
  • Singh R, et al. (2011). Heavy metals and living systems: An overview. DOI: 10.4103/0253-7613.81505
  • Tchounwou PB, et al. (2012). Heavy metals toxicity and the environment. DOI: 10.1007/978-3-7643-8340-4_6
  • Questions & answers: Arsenic in rice and rice products. (2018). fda.gov/food/foodborneillnesscontaminants/metals/ucm319948.htm
  • Zhai Q, et al. (2015). Dietary strategies for the treatment of cadmium and lead toxicity. DOI: 10.3390/nu7010552
  • Adlard, P. A., & Bush, A. I. (2018). Metals and Alzheimer’s disease: How far have we come in the clinic? https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5870044/
  • Callegaro, M. G., et al. (2011). Effect of wheat bran and flaxseed on cadmium effects and retention in rats [Abstract]. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20876162/
  • Chelation for coronary heart disease. (2019). https://nccih.nih.gov/health/chelation
  • Eliaz, I., et al. (2007). Integrative medicine and the role of modified citrus pectin/alginates in heavy metal chelation and detoxification – Five case reports [Abstract]. https://www.karger.com/Article/Abstract/109829
  • Gould Soloway, R. A. (n.d.). Chelation: Therapy or “therapy”? https://www.poison.org/articles/2011-mar/chelation-therapy
  • Gould Soloway, R. A. (n.d.). Vaccines do not cause autism. https://www.poison.org/Articles/2010-Oct/Vaccines-Do-Not-Cause-Autism
  • Heavy metal poisoning. (2006). https://rarediseases.org/rare-diseases/heavy-metal-poisoning/
  • Hegde, M. L., et al. (2009). Challenges associated with metal chelation therapy in Alzheimer’s disease. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2931820/
  • Jaishankar, M., et al. (2014). Toxicity, mechanism and health effects of some heavy metals. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4427717/
  • Kim, J.-J., et al. (2019). Heavy metal toxicity: An update of chelating therapeutic strategies [Abstract]. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0946672X1830748X?via%3Dihub
  • Li, Y. F., et al. (2012). Organic selenium supplementation increases mercury excretion and decreases oxidative damage in long-term mercury-exposed residents from Wanshan, China [Abstract]. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23033886
  • Sears, M. E. (2013). Chelation: Harnessing and enhancing heavy metal detoxification—A review. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3654245/

Comida chatarra ligada a mayor asma y eccema infantiles

En la Revisa Thorax se reportó que niños que consumen comida rápida 3 o más veces por semana están más susceptibles de desarrollar asma severa, alergias y problemas de piel, como eccema.

Usando datos recopilados por el Estudio Internacional del Asma y las Alergias en la Infancia (ISAAC) que incluyó a más de 2 millones, se encuestaron los hábitos alimentarios de 500 mil sujetos (niños entre 6 y 7 años y adolescentes entre 13 y 14). Luego compararon estos datos con las tasas de alergias y asma.

Descubrieron que los niños que consumieron al menos 3 comidas rápidas por semana eran 27% más susceptibles de desarrollar asma severa, y los adolescentes un 40% más susceptibles respecto de los niños y adolescentes que comieron menos o ninguna comida rápida. También los niños de comida rápida fueron más susceptibles de desarrollar eccema severo y rinitis.

Al mismo tiempo, se vio que consumir más porciones de frutas y verduras reducía los síntomas en 11% en los adolescentes y en 14% en los niños.

Los autores concluyeron que las comidas rápidas pueden contribuir al incremento del asma, la rino-conjuntivitis y el eccema, y que el consumo regular de frutas y verduras protege contra estas enfermedades.

Se piensa que un alto consumo de sal, azúcar y carbohidratos refinados, grasas trans, conservadores y aditivos químicos de las comidas rápidas, sean los agentes principales de disparo tanto en asma como en alergias, sobre todo en niños. Aunque, como siempre, las “autoridades” piden más estudios antes de actuar al respecto.

Los estudios sugieren que la dieta puede contribuir al riesgo de desarrollar asma o a aumentar la frecuencia y severidad de sus síntomas, de acuerdo a Malayka Rahman de Asthma U.K., quien dice que consumir semanalmente 5 porciones de fruta y verdura fresca, 3 de pescado, y 2 de legumbres cumple con este propósito.

http://www.telegraph.co.uk

http://www.guardian.co.uk

El asma está relacionada con la dieta moderna

La evidencia de que la dieta occidental es un factor de riesgo para el asma continua creciendo. Se trata de un problema de salud muy serio y en alarmante aumento mundial.

Uno de los estudios que validan la relación entre el asma y la dieta occidental fue publicado en la Revista Europea de Padecimientos Respiratorios (European Respiratory Journal) en 2008. Investigadores franceses y mexicanos dividieron a 54,673 mujeres francesas en 3 grupos clasificados según sus hábitos dietéticos: el prudente (con alta ingesta de frutas y verduras); el nueces y vino por el marcado consumo de ambos, y el occidental por su consumo elevado de carnes frías y embutidos, pizza, postres y botanas.

Las del grupo occidental experimentaron más ataques de asma que en los otros dos grupos, mientras que las del grupo nueces y vino (cercano a la dieta mediterránea) tuvieron significativamente menos.

Por lo anterior concluyeron que la dieta puede estar involucrada en la exacerbación de las crisis del asma.

 

Hay que bajarle a las hamburguesas.

A este estudio siguió otro publicado en la revista Thorax en 2010 que incluyó a más de 50,000 niños en 20 países. Encontraron que entre los niños que vivían en países ricos, comer 3 o más hamburguesas por semana estaba asociado a un mayor riesgo de desarrollar asma. Pero tomando a todos los países en su conjunto, el mayor consumo de frutas y verduras estuvo asociado a un riesgo significativamente menor de desarrollar asma.

Otro estudio de 2013 publicado en la revista Allergy encontró una relación aún más fuerte: los niños que consumían 1 hamburguesa por semana eran 75% más susceptibles de sufrir asma y 2 veces más susceptibles de sufrir sibilancia que los que comían menos hamburguesas. Otras comidas rápidas también fueron ligadas con un mayor riesgo de asma.

Otro estudio publicado en 2013 puso su atención, no en las hamburguesas, sino en una variedad mayor de alimentos, incluyendo: carnes, comidas rápidas, lácteos, huevo, papas, granos y sus derivados, frutas y verduras.

La ingesta de comida rápida estuvo asociada con mayor riesgo de asma entre adolescentes e infantes mayores.

El mayor consumo de frutas y verduras -de 3 o más veces por semana estuvo asociado con menor riesgo.

El mayor consumo de comida rápida también aumentó la frecuencia y severidad de los síntomas del asma en ambos grupos.

 

Cambiar la dieta para un alivio inmediato.

De acuerdo a un estudio de 2010 en la Universidad de Newcastle, una dieta alta en grasas -como la occidental- no solo aumenta el riesgo de desarrollar asma, sino de empeorar sus efectos inmediatos.

Los investigadores asignaron a 40 participantes consumir, o una comida grasosa de 1,000 calorías (52% provenientes de grasas) o una baja en grasa con solo 200 calorías (13% provenientes de grasas).

Encontraron que inmediatamente después de la comida grasosa, tuvieron mayores niveles de neutrófilos (células que disparan la inflamación) que los de la comida baja en grasa. Además, 3 a 4 horas después de la comida, los del grupo grasoso respondieron menos al inhalador que los del grupo bajo en grasa.

La investigadora Lisa Wood señaló que esto sugiere que reducir la ingesta de grasas podría ser muy útil en el manejo del asma.

http://www.vitasearch.com/get-clp-summary/37771

http://www.naturalhealingnews.com

http://www.sciencedaily.com/releases/2013/01/130116085352.htm

Foto de pastillas

El Tylenol/Paracetamol/Acetaminofen puede duplicar el riesgo de autismo

• La exposición hormonal anormal durante el embarazo influye en el desarrollo cerebral del feto. Una investigación del 2014 advirtió que el paracetamol es un irruptor hormonal

• Según ese estudio del 2014, usar paracetamol durante el embarazo se relacionó con un riesgo 37% mayor de que el niño fuera diagnosticado con trastorno hiperquinético, una forma grave de trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

• Un estudio del 2019 descubrió que, en comparación con hijos de madres con la menor concentración de paracetamol, los hijos de madres con la mayor exposición, tenían un riesgo 286% mayor de TDAH y un riesgo 362% mayor de trastorno del espectro autista (TEA) al llegar a los 9 años

• Los resultados del 2016 revelaron que el uso de paracetamol a las 18 y 32 semanas de embarazo se relacionó con un riesgo 42% mayor de problemas del comportamiento, y riesgo 31% mayor de hiperactividad en el niño.

• Otra investigación del 2016 encontró que los niños de ambos sexos, cuyas madres utilizaron paracetamol en el embarazo, tenían una probabilidad 41% mayor de TDAH a los 5 años, y además, mayores probabilidades de padecer TEA

 

Muchos consideran que los medicamentos de venta libre (OTC) son seguros porque no requieren receta médica, pero esto es engañoso. El paracetamol (o Acetaminofén, o Tylenol) es uno de los medicamentos más peligrosos a los que se puede tener acceso.

A pesar de las estadísticas que demuestran que es la principal causa de insuficiencia hepática aguda en los EUA,1 la mayoría no dudan en tomar esas pastillas. Y se encuentra en muchos productos para dolor de cabeza, fiebre y resfriados, y en analgésicos mezclados con codeína o hidrocodona.2 La mayoría de hogares tienen más de uno de estos fármacos, lo que puede provocar una sobredosis muy fácil.

Aunque en un principio se aclamó como un medicamento seguro para el dolor, en 20133 surgieron demandas que citaban 56,000 visitas a la sala de emergencias cada año, porque el tylenol causaba insuficiencia hepática y renal.4 La triste realidad es que ya desde el 2005 los científicos sabían que “la hepatotoxicidad grave por paracetamol ocasionaba insuficiencia hepática aguda”.5

Y no solo eso, los informes también demostraron que las sobredosis involuntarias representaron cientos de intentos de suicidio, muertes y trasplantes de hígado. En ese sentido, los análisis de los datos nacionales en 20066 demostraron que el paracetamol causa un estimado de 56,000 visitas a la sala de emergencias y 26,000 hospitalizaciones al año. El promedio anual de muertes por sobredosis de paracetamol fue de 458 personas.

Asimismo, diversos estudios han relacionado el uso del paracetamol durante el embarazo con consecuencias de por vida en los niños, lo que aumenta el riesgo de desarrollar trastornos del comportamiento, hiperactividad y autismo.

 

El uso de paracetamol está relacionado con niños hiperactivos

En 2014, un estudio de la revista JAMA Pediatrics7 reveló que “los datos sugieren que el Paracetamol es un irruptor hormonal y que las exposiciones hormonales anormales durante el embarazo pueden influir en el desarrollo del cerebro del feto”.

De acuerdo con ese estudio del 2014, el uso de paracetamol durante el embarazo se relacionó con un riesgo 37% mayor de que un niño sea diagnosticado con trastorno hiperquinético. Y esos hijos presentaron una probabilidad 29% mayor de recibir fármacos para el TDAH a los 7 años. Se observó una mayor relación en madres que utilizaron paracetamol en más de un trimestre, y cuanto mayor era la frecuencia de uso, más probabilidades tenían sus hijos de padecer problemas del comportamiento. De acuerdo con Forbes.8

“El paracetamol puede atravesar la placenta, llegar hasta el feto y afectar su delicado sistema nervioso en desarrollo. El medicamento es un conocido irruptor endocrino (hormonal) y previamente se ha relacionado con testículos sin descender en los bebés.

Dado que el entorno hormonal materno podría desempeñar un rol fundamental en el desarrollo del feto, los autores dicen que “es posible que el Paracetamol inhiba el desarrollo del cerebro al interferir con las hormonas maternas o por medio de la neurotoxicidad, como la inducción de estrés oxidativo que puede causar la muerte neuronal’”.

En 2016 se publicaron hallazgos similares,9 en JAMA Pediatrics, y se encontró que el uso de paracetamol a las 18 y 32 semanas del embarazo se relacionó con un riesgo 42% mayor de problemas del comportamiento y un riesgo 31% mayor de síntomas de hiperactividad en el niño.

Cuando la madre usó paracetamol a las 32 semanas de embarazo, el niño exhibió un riesgo 29% mayor de problemas emocionales y un riesgo 46% mayor de “dificultades totales”.

 

El uso de Tylenol durante el embarazo podría duplicar o triplicar el riesgo de autismo

Un estudio10,11,12 publicado en octubre 2019, en la revista JAMA Psychiatry reafirma aún más la relación entre el paracetamol y el TDAH, y señala un mayor riesgo de TEA. De acuerdo con los autores:13

“En comparación con los hijos de madres con la concentración más baja de paracetamol, los niños del segundo tercil tenían un riesgo 226% mayor de ser diagnosticados con TDAH, y un riesgo 214% mayor de TEA, alrededor de los 10 años de edad”.

Las personas con la mayor concentración de paracetamol (tercer tercil) tenían un riesgo 286% mayor de TDAH y un riesgo 362% mayor de TEA. Como señalaron los autores,14 sus hallazgos “apoyan estudios previos con respecto a la relación entre la exposición prenatal y perinatal al paracetamol y el riesgo de un mal desarrollo neuronal infantil”.

 

Evidencia adicional contra el uso de paracetamol durante el embarazo

Además de los ya mencionados, hay muchos otros que también han documentado esta perturbadora conexión entre el uso del paracetamol en el embarazo y los problemas neurológicos en los niños. Por ejemplo:

•Un estudio del 2013,15 publicado la International Journal of Epidemiology
encontró que “los niños expuestos al Paracetamol durante más de 28 días en el embarazo tenían el peor desarrollo motor, de la comunicación, de la conducta exteriorizada, del comportamiento de introspección y niveles de actividad más altos” que los niños de 3 años de edad no expuestos. El uso de ibuprofeno no se relacionó con estos efectos del desarrollo neurológico.

•Una investigación española del 201616,17 publicada en el International Journal of Epidemiology, encontró que los niños de ambos sexos, cuyas madres consumieron paracetamol durante el embarazo, tenían una probabilidad 41% mayor de tener síntomas de TDAH a los 5 años, y una mayor probabilidad de presentar TEA.

Además de un mayor riesgo de problemas de desarrollo neurológico, los estudios también demostraron lo siguiente:

•Utilizar paracetamol durante el embarazo podría aumentar su riesgo de desarrollar preeclampsia y enfermedades tromboembólicas.18
•Tomar el medicamento durante más de 4 semanas en el embarazo, en especial durante el primero y segundo trimestre, aumenta gradualmente el riesgo de criptorquidia en varones.19

•Utilizar Paracetamol en el tercer trimestre aumenta el riesgo de sufrir un parto prematuro.20

El uso de paracetamol después del parto también se relaciona con el autismo

De hecho, algunos argumentan que este mayor riesgo de autismo, observado después de suministrarles vacunas a los niños, podría deberse al so inapropiado del Paracetamol después de las inyecciones, y no a las vacunas.21

Un pequeño estudio preliminar,22 publicado en 2008, concluyó que “UTILIZAR PARACETAMOL DESPUÉS de la VACUNACIÓN contra el SARAMPIÓN, PAPERAS y la RUBÉOLA, se RELACIONÓ con el TRASTORNO AUTISTA”.

Y es que a principios de los años 80, se solicitaba a los pediatras que comenzaran a usar paracetamol en vez de aspirina, ya que esta se relacionaba con el síndrome de Reye.23

Un estudio del 201724 afirma que “el uso de Paracetamol en bebés e infantes podría estar más relacionado con el autismo que con su uso durante el embarazo, tal vez por deficiencias reconocidas en la descomposición metabólica de los productos farmacéuticos durante etapas tempranas del desarollo”.

Aunque los padres administran Tylenol a los bebés y niños por muchas razones, un ejemplo típico es después de las vacunas infantiles, y de acuerdo con la investigación 25 publicada en Lancet en 2009, los bebés que recibieron paracetamol, justo después de una vacuna, experimentaron una menor respuesta inmunológica.

 

Los riesgos relacionados con el paracetamol

Las mujeres embarazadas no son las únicas que deben cuidarse de este típico analgésico para la fiebre. La sobredosis de paracetamol es responsable de casi la mitad del total de los casos de insuficiencia hepática aguda en los EUA, y además, su uso se relaciona con tres26 reacciones cutáneas graves; y dos de ellas requieren hospitalización y podrían ser fatales.

Esto puede pasarle a cualquiera, porque si bien el paracetamol se considera seguro en la dosis recomendada, hay un margen muy pequeño entre una dosis segura y una potencialmente letal.

Siempre que se tenga un hígado sano y no se consuma más de tres bebidas alcohólicas al día, la dosis recomendada de paracetamol es de hasta 1000 mg cada 4 a 6 horas, sin exceder los 3 gramos (3000 mg) por día.27 Como señaló el portal US San Diego Health:28

Además, la investigación29 demostró que tomar solo un poco más de la dosis recomendada durante pocos días o semanas (“sobredosis gradual”) puede ser más riesgoso que una gran sobredosis.

 

Por qué debe tener NAC en su botiquín

Se cree que el daño hepático que causa el paracetamol se debe en gran medida al hecho de que puede agotar los niveles de glutatión, un antioxidante liberado por el hígado en respuesta a la exposición tóxica. De igual manera, el glutatión ayuda a proteger las células del daño por radicales libres.

La NAC es el estándar contra casos de sobredosis por paracetamol, y que se aprobó en 1985 por la FDA, como antídoto para la toxicidad causada por este medicamento.32 Se demostró que la mortalidad debida a la toxicidad del paracetamol se elimina cuando se administra la nac de inmediato.

Si está embarazada y necesita un analgésico de venta libre, el ibuprofeno parece una opción más segura. Pero hay que ejercer precaución en los niños.

1 Mayo Clinic, Acute Liver Failure
2 DrugWatch.com
3 Drug Watch July 23, 2020
4 Hepatology. 2004 Jul;40(1):6-9. doi: 10.1002/hep.20293
5 Hepatotology November 29, 2005
6 Pharmacoepidemiol Drug Saf. 2006 Jun;15(6):398-405
7 JAMA Pediatrics April 2014
8 Forbes February 24, 2014
9 JAMA Pediatrics 2016;170(10):964-970
10 JAMA Psychiatry October 30, 2019 DOI: 10.1001/jamapsychiatry.2019.3259
11 Fox5 New York October 31, 2019
12 Daily Mail October 30, 2019
13 JAMA Psychiatry October 30, 2019 DOI: 10.1001/jamapsychiatry.2019.3259, Abstract and Key Points
14 JAMA Psychiatry October 30, 2019 DOI: 10.1001/jamapsychiatry.2019.3259, Conclusions and Relevance
15 International Journal Of Epidemiology December 2013; 42(6): 1702-1713
16 International Journal of Epidemiology 2016 Dec 1;45(6):1987-1996
17 Medical News Today August 19, 2016
18 J Matern Fetal Neonatal Med. 2010 May;23(5):371-318
19 Epidemiology 2010 Nov;21(6):779-85
20 International Journal of Epidemiology 2009; 38: 706-714 (PDF)
21, 23 Real Clear Investigations April 13, 2018
22 Autism 2008 May;12(3):293-307
24 Int Med Res. 2017 Apr;45(2):407-438
25 Lancet 2009 Oct 17;374(9698):1339-50
26 Hepatology 2004 Jul;40(1):6-9
27, 28 US San Diego Health June 29, 2018
29 British Journal of Clinical Pharmacology 2012 Feb;73(2):285-94
30 Medical News Today November 4, 2013
31 141st annual American Public Health Association Meeting, Online Program
32 Guidelines for the Management of Acetaminophen Overdose (PDF)
33 EWG Skin Deep Database

Homeopatía

Homeoprofilaxis – Inmunizar con Homeopatia

El uso los nosodes homeopáticos para enfermedades específicas equivale a tener un contacto con la enfermedad, pero de muy leve gravedad. Se le ha descrito como crear una falsa infección. Esta hipótesis se basa en la estimulación de anticuerpos mediante los nosodes.

Entonces el uso prudente de la homeopatía ayuda a fortalecer el sistema inmune.

Existen referencias históricas que verifican el nivel de efectividad de la homeopatía como profiláctica o preventiva:

1902. Epidemia de viruela en Iowa. El Dr. EATON informó que 2,806 pacientes fueron tratados con Variolinum. De los 547 pacientes expuestos a la enfermedad, solo 14 la desarrollaron: La tasa de protección fue del 97%.

1918. Pandemia de gripe española. La más grave de todos los tiempos. El 20% de la población mundial se infectó, y murieron 40 millones. La homeopatía fue ampliamente usada para tratamiento y profilaxis. La tasa de mortalidad con el tratamiento alópata era 2.5%-10% mientras que con homeopatía murió menos del 1%. Los remedios más usados fueron eupatorium, y gelsemium.

1932, Chavanon publicó que 45 niños habían demostrado anticuerpos frente a la difteria después tratarlos con Diphterinum. En 1941 Patterson y Boyd repitieron el test y 20 de 23 niños dieron el mismo resultado. En 1946 nuevamente Roux repitió el estudio con similares resultados.

1957. Epidemia de polio en Buenos Aires, cuyos síntomas se parecían a los de Lathyrus sativa que fue administrado como profiláctico en dilución 30 CH sin registrarse ningún caso de contagio.

1963. Gutman refiere estudios sistemáticos sobre la efectividad del Influenzinum Triple Nosode por 21 médicos homeópatas en 3 países con 385 personas estudiadas, que revelan un nivel de efectividad de 86%.

1974. Epidemia de meningitis en Brasil. 18,640 pacientes recibieron Meningococcinum homeopático, mientras que 6,430 no recibieron tratamiento. En el grupo con homeopatía hubo 4 enfermos, frente a 32 del grupo no tratado (23 veces más efectivo)1.

1986. En India se realizó un exitoso programa de homeoprofilaxis por el Department of Indian System of Medicine & Homeopathy contra la encefalitis japonesa en el estado de Andhra Pradesh. Administraron Belladona, Calcarea Carbónica y Tuberculinum en serie, a todos los niños del estado. El pico de incidencia y mortalidad era de 2,083 casos con 638 muertes. Después del programa, en 1999 las muertes disminuyeron a 343, en el 2000 a 72, en el 2001 a 33, y en el 2002 no hubo ninguna muerte (3).

1987. Epidemia de tosferina. A.D.FOX trató 97 niños con Pertussinum para prevenir la tosferina. Se inmunizaron 63% de los pacientes, y solo el 18% de ellos desarrollaron la tos ferina después del tratamiento.

1997. Golden trató 1,300 niños con homeoprofilaxis e informó que su régimen había sido efectivo un 89% en prevenir las enfermedades tratadas.

1998. Galeana Laurel N., Luna Resendiz R., Jasso Cisneros M.G presentaron un trabajo en la XVII Asamblea Médica en México sobre el Efecto Antibacteriano de Algunos Productos Naturales con Uso Medicamentoso por la Terapéutica Homeopática, en el que valoran la efectividad de 75 productos homeopáticos frente a cepas de Salmonella typhi, Escherichia coli, Citrobacter freundii, Pseudomona aeruginosa, Staphylococcus aureus, Streptococcus pyogenes, Proteus vulgaris, y Klebsiella pneumoniae, encontrando que 32 de los productos probados presentan actividad antimicrobiana.

2006. En Brasil la homeopatía se incorporo a la salud publica como un método barato y eficaz de atender la enfermedad. Y como ya es parte de la política nacional, la investigación sobre su efectividad es una prioridad.

El estudio fue realizado por el sistema de salud pública brasileño (Rio de Janeiro, Brasil), en 600 niños. Se probaron 2 fármacos homeopáticos diferentes: el primero, con nosode del virus de la gripe “a” (InFlubio); el segundo fue un complejo homeopático tradicional para prevenir infecciones respiratorias agudas. Estos grupos se compararon con el grupo placebo.

De los 49 niños con placebo, el 94% experimentó 3 o más episodios, frente a ninguno de los grupos homeopáticos. Estos estudios apoyan el uso de Nosodes para la prevención del virus de la influenza.

Podemos concluir que la homeopatía se muestra eficaz en la prevención de las enfermedades.

Isaac Golden, homeópata australiano experto en homeoprofilaxis, ha recolectado información por más de 12 años, y asegura que la profilaxis homeopática brinda un alto nivel de protección, es un método preventivo no tóxico que estimula la respuesta inmunológica, y ofrece un nivel de protección comparable con el de las inmunizaciones convencionales2.

El uso de Nosodes homeopáticos para una enfermedad específica viene a ser como un contacto con la enfermedad, pero de muy leve gravedad. Esta hipótesis se basa en la estimulación de producción de anticuerpos después de usar los remedios específicos de ciertas enfermedades.

Se plantea entonces que el uso de la homeopatía ayuda a madurar el sistema inmune del niño.

  1. Camila Monteiro Siqueira, et al. Medicamentos homeopáticos para la prevención de la influenza e infecciones respiratorias agudas en niños: ensayo clínico cegado, aleatorizado, controlado con placebo. Homeopatía, 105 (2016), págs. 71-77 2.

  2. C.M. Siqueira, B. Costa, A.M. Amorim, et al. La Solución H3N2 para el Virus de la Influenza Homeopática Modifica los Aspectos Celulares y Bioquímicos de las Líneas Celulares MDCK y J774G8. Homeopatía, 102 (2013), págs. 31-40 http://ndnr.com/naturopathic-news/supporting-research-for-homeopathic-prophylactic-treatment-for-seasonal-flu/

Referencias adicionales:

  1. Castro y Nogueira 1975; Mroninski et al. 1998
  2. The potencial value of Homoeoprophylaxis in the Long-Term Prevention of Infectious diseases, and the maintenance of general health in recipients. Tesis doctoral. Graduate School of Integrative Medicine. Swinburne University of Technology. September 2004.
  3. “Japanese Encephalitis decline in Andhra Pradesh State”
1 2 3 9