author image

Ignacio Beamonte

Divulgador y Asesor de salud con más de 40 años de experiencia.

  • Lun a Sáb 9a.m. a 7p.m. | Dom 12a.m. a 4p.m.

Tel.

(646) 176-1005 y 176-1040

Dirección

Ave. Espinoza #313, Col. Obrera. CP 22830

Archivos de etiquetas: colon irritable

El segundo cerebro que todos tenemos 

Esa sensación de “mariposas en el estómago” que todos hemos sentido antes de presentar un examen, participar en una competencia, o esperar una noticia especial, recientemente ha sido estudiada con mayor detenimiento. 

La conclusión de los investigadores es que los más de 100 millones de neuronas que se encuentran a todo lo largo del intestino cumplen con funciones que van más allá de procesar los alimentos. 

Algunos científicos han llamado segundo cerebro a este sistema nervioso entérico, que es su nombre técnico, aunque este no interviene en el pensamiento, la memoria o el aprendizaje. 

Este segundo cerebro, al estar conectado al que tenemos en el cráneo, en parte determina nuestro estado mental. El nervio llamado vago es el principal nervio visceral de nuestro organismo y el 90% de sus fibras nerviosas transmiten información del intestino al cerebro.

Estos investigadores piensan que muchas de nuestras emociones probablemente están influenciadas por el sistema nervioso entérico. En este se producen más de 30 neurotransmisiores iguales a los que se producen en el cerebro. Uno de ellos es la serotonina y 95% de esta se produce en el intestino. 

La colitis y el colon irritable son padecimientos que afectan a gran parte de la población, pueden algunas veces ser ocasionadas por un exceso de serotonina. 

Esta relación entre el primer y el segundo cerebro puede explicar algunas de nuestras reacciones viscerales como, precisamente, las mariposas en el estómago. 

 

Fuente: “¿Tu estómago es tu segundo cerebro?”. 21 septiembre 2022. Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Gluten 

De la panza de bollito al daño cerebral

Antes era la “Panza de Chelero” o “Pulquero”, pero ahora es la del “Panadero”. 

Se publicó en la Journal of Nutritional Biochemistry la confirmación de efectos nocivos del gluten. 

La simpática pancita surge por exceso de gluten. Si este se elimina, se reducen la obesidad y el síndrome metabólico -precursores de diabetes y problemas cardiovasculares. 

Y sin importar el contenido de calorías, el solo consumir trigo aporta gluten, que altera las glándulas y el metabolismo para aumentar el peso. 

El experimento usó dos grupos de ratas con dietas altas en grasas, pero uno con gluten y el otro sin gluten. El grupo sin gluten perdió peso sin excretar grasa. Esto pone en duda a las dietas “fat-free”. 

Por ello se recomienda evitar el gluten del trigo a los gorditos, pre-diabéticos, con síndrome metabólico o que sufren colon irritable. 

¿Cómo el pan se volvió una amenaza? 

Porque el trigo actual no es el original; es un híbrido diseñado genéticamente para resistir hongos, crecer rápido, y ajustarse a la industria de la panificación. Por ello contiene 50% de gluten (contra 5% de hace 60 años), para satisfacer las necesidades industriales y comerciales por encima de la salud. 

Pero fortaleció otro segmento industrial y comercial: consulta y medicamentos. 

Encima, al blanquear la harina artificialmente y agregarle “mejoradores” -a menudo tóxicos- y amasarla violentamente, las hogazas pudieron ser horneadas, enfriadas y empacadas en pocas horas, produciendo alimentos baratos e insanos para muchos, pero grandes utilidades para pocos. 

Pero esto empieza a cambiar: Ya existe pan sin Bromuros (daña la tiroides), pan de masa agria (fermentación y levado natural), y panes sin trigo. 

Gluten: daño cerebral y ataxia 

Para rematar, ahora resulta que daña el cerebro según el Center for Peripheral Neuropathy. 

La Gluten Free Society denomina al gluten: “Neurotoxina Potencial”, ya que puede ocasionar desde mareo hasta entumecimiento de extremidades. 

Un 10% de Celiacos desarrollan síntomas neurológicos como Ataxia (movimientos espasmódicos y andar extraño) por sensibilidad al gluten, con síntomas como: 

  • Dificultad para concentrarse 
  • Pérdida del equilibrio 
  • Caídas frecuentes 
  • Alteración de la vista 
  • Dificultad para caminar 
  • Condición temblorosa 
  • Dificultad para calcular distancias 

Comer gluten puede disparar reacciones auto-inmunológicas: el cuerpo ataca al gluten como si fuera virus, dañando los intestinos y la absorción de nutrientes, creando deficiencias nutricionales. Y si la sola deficiencia de vitaminas puede producir Ataxia, también se sospecha que algo en el cerebro parecido al gluten resulte atacado por los anticuerpos. Pero comer gluten empeora los síntomas de Ataxia (Journal of Neurology, Neurosurgery, and Psychiatry). 

Tratamiento 

Todo el Grupo Sanguíneo O es intolerante al gluten. 

Se recomienda eliminar TODO el gluten por al menos 1 mes, y reintroducirlo luego para observar las reacciones. 

Una vez establecida la intolerancia, el único tratamiento es la abstinencia total. Pero afortunadamente hay ya muchas alternativas en panadería, pastas, cereales, pancakes, y sazonadores.