author image

Ignacio Beamonte

Divulgador y Asesor de salud con más de 40 años de experiencia.

  • Lun a Sáb 9a.m. a 7p.m. | Dom 12a.m. a 4p.m.

Tel.

(646) 176-1005 y 176-1040

Dirección

Ave. Espinoza #313, Col. Obrera. CP 22830

Archivos de etiquetas: Soya

Miso: Sanarte comiendo

Su origen es chino, pero se perfeccionó en Japón en el siglo VII, y hace unas décadas llegó a occidente. El miso es pasta de soya fermentada y de sabor salado. 

Es de consistencia cremosa, rica en aroma y compleja en matices de sabor. Es muy buen acompañante en sopas, caldos, cereales y legumbres. 

 Para usarlo bastará con disolver una o más cucharaditas de miso a la sopa cuando vayamos a tomarla, nunca antes, porque no debe hervir, ya que perdería sus enzimas vivientes que son las que le otorgan sus propiedades medicinales. 

Virtudes:  

  • Depurativo, desintoxicante. 
  • Antioxidantes y antienvejecimiento. 
  • Favorece la digestión, muy bueno para personas que tienen gases frecuentes, acidez, reflujos, etcétera. 
  • Promueve el crecimiento de la flora intestinal, es decir, de las bacterias probióticas que nos ayudan a hacer la digestión de los alimentos ingeridos. 
  • Expulsa del cuerpo las radiaciones procedentes de los rayos X o de escapes nucleares, de hecho la sociedad japonesa que consumió soja y otros alimentos macrobióticos  no murió en las explosiones de Hiroshima y Nagasaki. 
  • Alcalinizante , elimina la acidez causada por comida rica en alimentos como carne, queso, pescado, lácteos, embutidos, grasas saturadas (animales). 
  • La pasta viene en una bolsa hermética, una vez abierta se puede observar en el frigorífico varios meses, cerrarlo con una pieza para que no se seque. 

Es aconsejable tomar el miso siempre antes de las comidas principales, para preparar el estómago para una buena digestión, para ello prepararemos un caldo  vegetal: echamos en una olla bastante agua y las verduras elegidas troceadas en trocitos pequeños, por ejemplo, cebolla, judías verdes, zanahorias, puerros, apios, etcétera.  

También un trozo de alga y un poco de sal marina, los hervimos a fuego lento,  durante un par de horas. Cuando esté hecho y vayamos a comer, calentamos lo que vayamos a tomar y lo ponemos en el cuenco junto a la cucharadita de miso, la disolvemos y … ¡a comer!, ya verás cómo te encanta. 

La soya y la salud

Los alimentos naturales pueden convertirse en una estrategia no sólo para nutrir sino para mejorar la salud, de manera preventiva y económica.  

La soya contiene compuestos llamados Isoflavones (estrógenos naturales) que poseen muchas propiedades benéficas. 

Todos los estudios siguen demostrando que la soya es un auxiliar natural muy efectivo para el combate y prevención de cáncer, problemas cardiovasculares, colesterol elevado, síntomas de menopausia, osteoporosis y otros problemas. Y este remedio asombroso es también un alimento completo, sabroso y muy versátil. 

¨La investigación científica ha descubierto que el consumir 1 vaso de leche de soya diariamente, ayuda a combatir el cáncer de mama y próstata, y los padecimientos coronarios y arteriales; suaviza la sintomatología de la menopausia, reduce el colesterol y fortalece el sistema inmunitario.¨ Dr. Earl   Mindell (soy Miracle, Fireside Ed., New York 1995). 

Patricia Greenberg , autora de ¨The Whole Soy Cookbook¨ y experta en nutrición con soya, y quien ha aparecido en los programas televisivos NBC Today Show y The Food Channel, concluye que la soya: 

  • Reduce el riesgo de padecimientos cardiovasculares porque carece de colesterol y contiene fibra. 
  • Es naturalmente rica en los ácidos grasos Omega 3 y Vitamina E. 
  • Reduce el riesgo de cáncer de mama y suaviza los síntomas de la menopausia. 
  • Contiene los Isoflavones genisteina y daidzeina, que son Fitoestrógenos que replican las funciones del estrógeno en el cuerpo de las mujeres post-menopaúsicas. 
  • Reduce el riesgo de cáncer de próstata inhibiendo el crecimiento de células malignas, Los varones que consumen dietas altas en soya tienen una menor incidencia de dicha enfermedad. 
  • Reduce el riesgo de desórdenes digestivos por su contenido en fibra y no ser mucógena. Esto ayuda a una digestión saludable que se traduce en la reducción del riesgo de cáncer colorectal. 
  • Está libre de intolerancias y alergias por no contener lactosa y porque sus proteínas hidrolizadas son altamente biocompatibles. Por eso se usa la leche de soya como sustituto a la leche de vaca. 
  • Es muy útil en el tratamiento de diabetes por su bajo índice glicémico y su carencia de colesterol (los problemas cardiovasculares son una condición relacionada con la diabetes). 
  • Se usa como fuente de proteína en dietas vegetarianas porque contiene las cantidades necesarias de aminoácidos esenciales para reparación de tejidos y el crecimiento. 
  • Es esencial para el futuro del planeta porque alimenta mejor a más gente usando menos recursos naturales, enriquece los suelos y es económica de producir y procesar.